flavenespanol: (flavlines)
Escuchando la Ofrenda de Vytas Brenner, esa mezcla de prog-rock y ritmo venezolano de 1973. Y contrariamente a lo que podria esperar, en contraste con tanta musica de esa epoca, encuentro que todavia me gusta muchisimo. Lo tengo en LP (muy rayado) -creo que voy a buscar comprarlo en CD o digital en linea... eso me destapó una nostalgia curiosa por Mérida y los Andes venezolanos...
flavenespanol: (flavlines)
Es un poco demasiado temprano para una mañana de vispera de navidad. Tengo que salir dentro de pocos minutos para una clase -si, en vispera de navidad. No me quejo (mucho): es trabajo y cuando uno se gana la vida dando clases de musica, (casi) toda oportunidad de trabajo es bienvenida.

Esta noche la pasare con amigos venezolanos en Kent -en Vz se celebra la Navidad en la Nochebuena, la cena de navidad deberia ser a medianoche. Mañana estare todavia con ellos. Sera una navidad mas tranquila -y con menos alcohol- de lo usual, pero eso esta bien.

Espero que todos pasen una muy Feliz Navidad..
flavenespanol: (harpya)
Anoche cambió la hora aqui, de hora de verano a GMT, asi que en el club donde estaba anoche, en un minuto eran la 1:59 am e inmediatamente era la .. 1:00 am.. Desconcertante. He estado aqui veinte años y lo del cambio de hora es dos veces al año y siempre me deja perplejo, cada vez, todas las cuarenta veces hasta ahora...
flavenespanol: (flavlines)
Leyendo casualmente en u.c.s.m., el newsgroup de usenet que se ocupa de cosas que tienen que ver con la Apple Macintosh aqui en el UK hace unos dias, veo que alguien hace una referencia a una oscura cancion hippie de ‘Easy Rider’:

Don’t bogart that toke, my friend,
pass it over to me....
:

Y, que cosa mas extraña, eso me lanza en una onda que no es de nostalgia, sino de aterradora confusion de espacios temporales. Yo vi Easy Rider en estreno, en el ‘69 o ‘70. Y es inconcebible para mi ahora que eso fue asi, que tengo recuerdos tan remotos, por ejemplo. Recuerdo claramente haber salido del cine tan trono como si me hubiera fumado todos los porros que supuestamente aparecian en la pelicula, pero solo de la realisation de que habia otra gente en el mundo que tenia el mismo sentido de alienación que yo, la misma ansia de huir o de cambiar cosas y la misma confusión acerca de como o adonde huir o cómo o qué se podía cambiar. Salí de esa peli borracho de la consciencia de que yo era distinto y de que eso no era malo, necesariamente, aunque probablemente no me ayudaría a encontrar la chica rubia, los dos hijos, la hipoteca y el Chevrolet Caprice. Claro, yo era un niño, pero me daba clara cuenta, o creia hacerlo...

Pero al mismo tiempo eso fue hace por lo menos tres vidas, yo no soy ese chico tímido de entonces (¿no?) y mi entorno no es la jungla de asfalto de Catia sino el zoológico domesticado de Londres, y yo me encuentro convertido en otra persona, un señor de edad mas que mediana que quizas se viste y vivie como si todavia tuviera 23 años, pero no siento haber perdido nada -aunque me doy cuenta de las cosas que no he vivido por estar en este afán de ser músico, de haber vivido en ese momento crucial en mi treintena una vida trashumante a traves de dos continentes, tan distinta a lo que mis coetáneos vivían. Y por supuesto uno pierde y gana a la vez, y no me cambiaría por nadie, pero a veces me asaltan las preguntas...

Y parece imposible mirar atras y contemplar a ese muchacho que se supone que era yo. Y tambien parece imposible haber sobrevivido todas las amenazas de entonces, la sociedad violenta que en ocasiones casi te atrapa entre sus mandibulas -todas las veces que un policia me detuvo solo porque yo tenia pelo ‘largo’, ese fin de semana en la jefatura de Catia culminando en un dia en el Reten de Catia, las ‘malas’ compañias, ese irrumpir en el estreno de ‘Venezuela Tuya’ en el Ateneo, habiendo entrado por la puerta de atras y apareciendo en la escena junto con ocho o diez mas. con el publico pensando que era parte del espectaculo...

Empiezo a entender como funciona eso de la vejez. En algun punto, lo que has vivido seguramente empieza a pesar mas que lo que estas aun por vivir. A veces tengo visiones de ello, y es aterrador.
flavenespanol: (contraste)
Leyendo ‘On the Road’ de Kerouac. Es curioso que tengo lo que, estoy convencido, es una falsa memoria de haber leido este libro hace muchos años en español en Caracas en mi vieja casa de Catia, cuando el mundo era joven y la vida nómada que el describe aún era posible. Y qué contraste con mi vida necesariamente sedentaria, como ha resultado ser, en parte por la necesidad de estar establecido en un sitio si uno quiere ganarse la vida enseñando música, pero también quizá por temperamento -siempre le tuve, junto con mucha curiosidad y anhelo, cierto miedo y desconfianza al mundo exterior. El muchacho tímido de Catia puede haber terminado en Londres como un ciudadano del mundo pero aún lo mira como a una entidad extraña, ajena y hostil -y, a veces, si bien solo a veces, maravillosa. El relato del cruzar los llanos de America en la plataforma de un camión bajo las estrellas tiene resonancias, evoca la fosforescencia marina en una noche de barco de carga hace muchos años, también bajo muchas estrellas, en algún punto en que el Caribe se convierte en el Atlántico, dejando atras una brillante cauda de espuma a medida que el barco arremetía por entre las olas rumbo a esta Inglaterra que se habría de convertir en mi hogar...

Profile

flavenespanol: (Default)
flavenespanol

June 2017

S M T W T F S
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627 282930 

Syndicate

RSS Atom

Most Popular Tags

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags
Page generated Jul. 26th, 2017 04:49 pm
Powered by Dreamwidth Studios